Odio WhatsApp

El calor infernal ha dado tregua en Madrid. Son las 7:35 de la mañana y entra un fresquito por la ventana muy agradable. Esto me hace pensar en el diario que mantengo desde hace 1 año y medio donde pongo las cosas por las que me siento agradecida cada día. Esta sería una de ellas.

Pero hablemos de descargas. Al fin y al cabo para eso escribo aquí. Para soltar la basura que llevo dentro con el fin de no pasársela a ninguna otra persona. Ayer conocí el término Heautontimorumenos. Se trata de aquel que se atormenta a sí mismo. O es verdugo de sí mismo.

Desde hace mucho tiempo cogí el mal vicio de pensar las cosas más de una vez y algunas veces insultarme sin motivos. Pero esto no es nuevo y no soy la única a la que le pasa, ¿Verdad?

Hoy os vengo a hablar de los grupos de WhatsApp. Esos en los que estás metida y desearías incendiar. Se trata de un grupo de amigas que hacíamos un deporte en común desde los 10 años. A los 18 cada una tomó su camino. Y a los 24 ya nos habíamos distanciado bastante.

Entonces, en pleno distanciamiento, se creó el grupo para acercar lo que ya se había alejado. Y así forzar las cosas. Sucedieron algunas quedadas más. Pero ese vínculo no volvía a ser como el de antaño. Ahora quiero salir de ese grupo porque no me hace sentir bien. Creo que hay algunas componentes que son manipuladoras y crueles. Y no solo eso, si no que hablan entre ellas sobre otras para reírse o simplemente mantenerse entretenidas.

Quiero salir del grupo pero no sé cómo. Quiero dejar de verlas pero no sé cómo. Ya no son mis amigas. Y me importa una mierda quedar una vez cada dos años. No me aporta nada bueno. Al contrario. ¿A alguien le pasa algo parecido? ¿Creéis que soy cruel por pensar así?

Publicado por Colores

Hola. Bienvenido. Bienvenida a mi mundo. Sea quien seas. Abre la puerta y siéntate. rebusca dónde quieras, espía y detente en lo que más te interese. Soy una mujer de 33 años. Me diagnosticaron trastorno bipolar cuando apenas tenía 25 años. Ahora dicen que es trastorno límite de la personalidad. Sea lo que sea. Ahí está. Constantemente. Intermitentemente. Recordándome que todo está más o menos bien. Recordándome que todo puede romperse de un momento a otro.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: